Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

¿Qué tienen en común MyWay de Munich, LogoCreator de Lego y TripAdvisor? Que utilizan procesos de co-creación con sus clientes para personalizar su propuesta de valor y cubrir las necesidades de su clientes. Qué mejor oportunidad que contar con la colaboración de tus clientes para identificar y resolver los retos de tu negocio (algo de lo que venimos hablando hace tiempo). Por ello, hoy vamos a revelarte qué es el WeCubbing, un programa muy novedoso y que estamos seguros querrás implementar lo más pronto posible en tu estrategia de negocio.

En Miss & Mister Meet tenemos un radar para descubrir este tipo de novedades. Sobre todo cuando buscamos nuevas metodologías para ayudar a nuestros clientes a mejorar y fortalecer su comunicación interna a todos los niveles, diseñando eventos estratégicos.

¿Qué es el WeCubbing?

Según Clàudia Pardo, autora en el portal Sociedad de la Innovación y quien nos reveló este nuevo método de co-creación, es una metodología de innovación basada en el Design Thinking y cuyo objetivo es preparar a tu equipo para que puedan afrontar sus retos profesionales.

Dividido en seis fases, dura unas 40 horas durante las cuales distintos equipos multidisciplinares, compuestos por profesionales internos y externos de distintos perfiles, “son formados y capacitados para desarrollar nuevos proyectos que dan respuesta a los retos a los que se enfrentan en su práctica profesional”.

Las seis fases del WeCubbing

En WeCubbing, a través de distintas etapas se crean y desarrollan soluciones innovadoras a partir de la co-creación. El proceso empieza con la identificación del reto o la oportunidad que se quiere resolver.

En la segunda etapa se reformula el reto o la oportunidad para comprenderlo en todos sus ámbitos. Esta fase es muy importante ya que la información que de aquí se desprenda, servirá para la generación de ideas creativas.

La creatividad es la tercera fase. Empleando distintas metodologías como el brainstorming, por ejemplo, el objetivo es generar ideas que resuelvan el reto. Al final se seleccionarán las ideas que más valor aportan: “más beneficios aportan, son viables, nos permiten diferenciarnos de la competencia y gustan a los destinatarios”.

Ya entramos en la cuarta fase que es la del prototipo. Su objetivo es transformar esas ideas seleccionadas en un producto o un servicio real para poder validarlo con los usuarios.

En la quinta fase se define el “business case del proyecto”: se toman las decisiones claves para ver “cómo podemos asegurar que nuestra solución es adoptada por el mercado”. Y ya, por último, en la sexta fase se trabaja en el plan de comunicación del proyecto, tanto a nivel de contenido como de formato (elemento fundamental para su éxito).

Será cuestión de ponerlo a la practica, ¿verdad? Este tipo de metodologías ayudan además a mejorar la relación de los empleados con la empresa, fortalecen la estima de los trabajadores y es una buena herramienta para innovar minimizando el margen de error. Por ello, si quieres conocer más herramientas como ésta, síguenos en nuestro blog o Twitter.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies