Facebooktwitterlinkedinmail

 

Empezaremos con la definición de la materia: Según fundéu BBVA en su artículo Entendiendo el vocabulario del nuevo turismo Publicado en 2012, define el storytelling o arte de contar historias, como una herramienta adoptada por la comunicación, a modo de persuasión y propaganda. En el mundo del turismo -continúa la definición- se utiliza para contar experiencias, para vender historias más que marcas o paisajes. Así, un destino nos llega más si conocemos las impresiones y cómo ha disfrutado alguien en él a través de su experiencia, que si nos muestran fotos o textos sobre un hotel o restaurante.

 

Efectivamente, el storytelling es narración; una historia que habla de quiénes somos y cuáles son nuestros valores (en el caso de una marca) o de cuáles son los atributos de nuestro producto. Está presente en todos lados y es algo indispensable para presentarnos ante nuestros grupos de interés o públicos objetivo.

 

¿Cómo deber ser el storytelling corporativo?

El storytelling corporativo debería ser tan natural en cualquier empresa, como la narración lo es en muchos otros entornos. Un libro, una película, una canción o el hecho de compartir o contar anécdotas sobre nuestra vida, son una forma de narración.

  • El mensaje a comunicar debe ser auténtico y formar parte de nuestro ADN
  • Debemos conocer a nuestra audiencia y dirigirnos a ellos en un tono adecuado
  • Debemos evitar utilizar frases largas

¿En qué puede ayudarnos? 

  • A explicar nuestra marca, productos o servicios, de forma más creativa e innovadora;
  • A justificar nuestro posicionamiento, propuesta de valor o precio en el mercado. Nos será de apoyo en una acción comercial.
  • A conectar con públicos en nuestros canales de distribución.
  • A comunicar mejor nuestros procesos o innovaciones.
  • Puede llegar a ser impulsor de la comunicación entre personas en una organización.
  • Será nuestro aliado para evidenciar los atributos o ventas competitivas de nuestra marca, productos o servicios.

Finalmente, dejando clara la idea de que, el storytelling corporativo es una herramienta al servicio del marketing empresarial y no es el “marketing”; es evidente que éste, es un aliado que marcas y agencias. No podemos obviar si queremos crear conexiones emocionales con nuestros grupos de interés o públicos objetivo.