Facebooktwitterlinkedinmail

La nueva realidad empresarial y el concepto de “entorno líquido o gaseoso” en el que nos movemos, nos lleva a enfrentarnos a tres grandes retos que al mismo tiempo deben considerarse como pilares de cualquier proyecto empresarial:

  • La generación de riqueza en lo económico.
  • La generación de riqueza en lo social. Estamos hablado tanto del individuo y su micro entorno, como del colectivo y de su interacción con él.
  • La generación de riqueza en lo medioambiental.

Cuando hablamos de generación de riqueza en lo económico o sostenibilidad económica, estamos hablando de la generación de beneficios económicos como condición básica para la supervivencia de cualquier empresa. Ya que de no ser así tampoco podríamos hablar de generación de riqueza en lo social y medioambiental. Por lo que, si queremos ser un proyecto sostenible y abordar con éxito los tres pilares antes mencionados, se hace imprescindible analizar, medir y evaluar todas aquellas inversiones que realizamos en las áreas del marketing y de la comunicación.

Marketing corporativo, comunicación y sostenibilidad empresarial.

 

El contexto socio-económico en el que estamos inmersos ha cambiado la visión que hasta ahora teníamos del marketing corporativo y siendo aún más específicos, de la variable comunicación. Los profesionales en general, trabajábamos poniendo el acento en conceptos como el posicionamiento, reconocimiento o valor de marca sin profundizar en el “cómo” estaba afectando en el negocio , en términos económicos y de impacto, aquello que hacíamos. Nos defendíamos frente la idea que los que estábamos haciendo era “invertir”, cuando en realidad lo que hacíamos era gastar y rogar para que aquel gasto se convirtiera en inversión.

Esto nos aseguraba el presupuesto del siguiente ejercicio y con ello, el puesto.
Si hablamos en clave de marketing y/o comunicación, se hace imprescindible valorar los llamados intangibles (el posicionamiento, el reconocimiento, la relevancia y el valor de marca). No olvidemos que una marca es un activo importantísimo en cualquier compañía y sector y debemos tener en cuenta todos estos factores.

De lo que estamos hablando en este caso en concreto cuando nos referimos al ROI en la organización de un evento, es de sumarle valor a lo que estamos haciendo y que el marketing, desde “apéndices” como la “comunicación”, tenga la dimensión de inversión determinando su vinculación y aportación a la sostenibilidad de la empresa. Y para ello se hace imprescindible medir y llegar a cálculos de Retorno de la Inversión.

Existen otras formas de medición, como por ejemplo el tan utilizado VIP, Valor por Impacto Publicitario, que si bien pueden aportarnos otro tipo de retornos o valoraciones nunca nos aportarían un análisis sobre el retorno de la inversión.

Cuando nos decidimos a desarrollar un proyecto de organizar un evento con el que esperamos conseguir unos objetivos concretos para nuestra empresa, debemos tener en cuenta qué parámetros serán los que mediremos y cómo esperamos conseguir ese ROI.

Para eso, desde Miss & Mr Meet hemos creado y desarrollado la fórmula I,D,E,A, un método de trabajo, pero sobre todo, un enfoque del Marketing Corporativo, la comunicación y los eventos que defiende la necesidad de convertir el diálogo con los principales públicos objetivo en la principal fuente de inspiración y trabajo estratégico-creativo, así como de unificar e integrar todas las variables de un proyecto para ofrecer una experiencia coherente con los retos de la marca y las motivaciones de nuestros públicos objetivo.

Ponte en contacto con nosotros ahora y te llamamos para explicarte cómo optimizar tus recursos y conseguir mejores resultados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario