Facebooktwitterlinkedinmail

La expectativa de los grupos de interés, o de aquellos grupos objetivo de que el propósito de una marca esté alineado con sus valores, representa un reto para marcas y agencia y también oportunidad para llevar el branding y la comunicación a todas las capas de una empresa y construir nuevas y solidas relaciones.

En las últimas semanas, reflexionábamos en equipo sobre la afortunados que debemos sentirnos, acompañando a marcas con un verdadero propósito, transparentes y con la capacidad de generar confianza en su entorno.

Las Marcas con propósito tienen la oportunidad de marcar la diferencia si, a través de la comunicación y los hechos, ponen de manifiesto aquello por lo que están aquí. Un ejercicio que debe llevarnos a dirigir su misión y acciones, a crear un impacto positivo más allá de su entorno inmediato. Los compradores, usuarios o consumidores de un producto, servicio o solución buscan marcas que se comporten de una manera más responsable; y ello se traduce en verdad, autenticidad, honestidad, transparencia y responsabilidad. Más allá de la propia funcionalidad de un producto, servicio o solución, buscan y deciden relacionarse con marcas que tengan un compromiso claro con la sociedad.

Marcas con capacidad para inspirar dentro y fuera. Si una marca no tiene o pierde esta capacidad, puede convertirse socialmente irrelevante.

Por tanto, el propósito, la transparencia y la capacidad para generar confianza, debe convertirse en un “pilar” que se expanda, impregne y manifieste en las diferentes áreas del negocio, la estrategia de comunicación y el plan de acciones y activación de la marca; en un trabajo que no pierda de vista la misión y los valores de la marca.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario