La guía definitiva del Brand Equity: esencia, importancia y elementos clave

La guía definitiva del Brand Equity: esencia, importancia y elementos clave

Si te preguntáramos qué tanto vale tu marca, ¿en qué pensarías? En activos líquidos, ¿tal vez? ¿O en la cantidad de clientes regulares en la actualidad? También te vendría en mente el fondo de ahorros, ¿cierto?

Sin embargo, cuando hablamos de valor de marca o Brand Equity, todos estos elementos son secundarios. Y es que, si algo debemos tener claro los profesionales de branding, es que el dinero no es el único indicador de éxito y posicionamiento.  

Lo realmente importante, que nos permite confiar en un proyecto de negocio a largo plazo, son – paradójicamente – elementos menos tangibles que unos cuantos miles de euros. Se trata de aspectos asociadas con la lealtad, la percepción y la imagen.

Por ejemplo, ¿consideras que Apple seguirá triunfando en el futuro? ¡Seguramente que sí!  Y esta percepción, que prácticamente todos compartimos, no se debe a que facture miles de millones de dólares cada año, sino a que vemos cómo los usuarios encuentran en un iPhone estatus o a que diariamente se habla de la marca como sinónimo de innovación, calidad y otros valores positivos.

Eso, precisamente, es el Brand Equity. Este tipo de factores son los que realmente determinan el valor de una marca, ¡y a continuación te ofrecemos una mirada profunda del tema!

A ciencia cierta, ¿qué es el Brand Equity?

Este concepto parte de una clara premisa: cuanto mas fuerte es la imagen de la marca, mayor es su valor en el mercado.

Por ese motivo, el Brand Equity está compuesto por todos esos factores que generan la percepción sobre la marca, que al final del día es su verdadero valor. Hablamos de:

  • Reconocimiento: significa ser popular y mantenerse en la mente del público, incluso en la de aquellas personas que no son potenciales compradores inmediatos;
  • Calidad percibida: esto abarca desde el producto hasta el servicio de atención al cliente y la empresa en general;
  • Beneficios percibidos: son todos aquellos valores agregados o beneficios asociados a ser usuario o consumidor de la marca, como, por ejemplo, el estilo de vida de alto nivel que representa conducir un Ferrari;
  • Asociaciones y filiación: se trata del peso emocional que tiene una marca en la audiencia y el mercado en general;
  • Lealtad: habla de las relaciones a largo plazo, los embajadores de marca, la fidelización y otros aspectos que muestran que la marca está consolidada tanto en el presente como a largo plazo.

¿Por qué es tan importante el Brand Equity?

Al conocer los elementos claves del Brand Equity, está claro que su importancia recae en los beneficios que aporta para la viabilidad financiera, solidez reputacional y posicionamiento sostenido de toda empresa. Algunos de sus ventajas específicas son:

  • Autoridad y poder de influencia en el mercado;
  • Percepción de valor en el mercado;
  • Fidelidad a largo plazo;
  • Mejor valoración por parte de potenciales socios o instituciones financieras;
  • Impulso de la demanda de la cartera de productos y servicios;
  • Mejor recepción ante lanzamiento de nuevos productos;
  • Claras ventajas competitivas ante marcas del segmento con bajo Brand Equity.
  • En general, mayor oportunidad de crecimiento y rentabilidad.

Entonces, ¿cómo impulsar el Brand Equity?

La construcción de un poderoso Brand Equity es la suma de múltiples factores y esfuerzos, que podemos resumir en los siguientes pilares:

Coherencia y consistencia

Tono de voz, activos distintivos, contenidos, personalidad…se trata de integrar y cohesionar todos los elementos de la marca, para desarrollar una identidad única, original y reconocible.

Actividad frecuente

Conlleva estar activos en las redes sociales, contar con múltiples canales de interacción, difundir contenidos con regularidad, involucrarse en eventos, opinar de temas de actualidad, entre otras cosas que permiten que una marca pase a formar parte de la vida de las personas y pase a ser realmente relevante.

Calidad total

De esto depende, en gran parte, la valoración positiva que da peso al Brand Equity. La calidad debe ser un factor común, que abarque todo los puntos de interacción y la experiencia del usuario en general.

Diferenciación y conexión

Storytelling, humanización y muchos otros elementos que permiten ser originales y establecer conexiones emocionales son fundamentales para construir un gran valor de marca.

En conclusión, todo lo que agregue valor a la percepción de tu propuesta ante los usuarios regulares, la audiencia y el mercado en general, debe formar parte esencial de tu estrategia de branding.

¡Manos a la obra!

¿Ya estás seguro de que sabes qué es el Brand Equity? ¡Genial! Ahora que conoces este concepto clave, te invitamos a que amplíes tu perspectiva sobre la gestión ideal de tu marca, así que, ¡echa un vistazo a nuestro post sobre branding para startups!

Comparte clicando en el botón:
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook

¿Te lo mandamos
al email?

Cada nuevo artículo, cada nuevo contenido, cada noticia, serás la primera persona en saberlo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies