Employer branding o cómo fidelizar el capital humano de tu empresa
Facebooktwitterlinkedinmail

¿Cuándo fue la última vez que leíste sobre Employer branding? Probablemente esta misma mañana cuando repasabas tu Twitter o tu LinkedIn de camino a la oficina. Puede ser que se trate de una palabra muy de moda en el área de gestión de personas (¿y también en comunicación y marketing?), pero lo cierto es que cada vez más expertos aseguran que si las empresas de hoy no quieren perder su talento, deben utilizar al menos alguna de sus técnicas.

Employer branding o branding del empleador, no es otra cosa que la marca de una empresa como empleadora. En otras palabras, es un término que se utiliza para describir la reputación de una empresa como empleadora, su propuesta de valor hacia sus empleados y la imagen que perciben sus posibles candidatos.

Si bien para muchos es una palabra nueva, se usa desde principios de los 90 y poco a poco ha sido adaptada por la comunidad global del management. Las áreas de gestión de personas comenzaron a aplicar las disciplinas de la comunicación y el marketing asociadas al branding y al manejo de marca para atraer, comprometer y retener candidatos y empleados talentosos, de igual forma que el marketing aplica esas herramientas para atraer y retener clientes y consumidores.

Por ello, hoy hemos decidido compartir con nuestros lectores cinco técnicas para mejorar el Employer branding según la consultora Digital Boost (by Stratesys), quienes han elaborado un análisis para aumentar el compromiso de los trabajadores con la compañía.

1. La organización debe dotarse de una imagen corporativa positiva en el entorno digital. Una imagen que describa valores y cultura, que esté alineada con el clima laboral interno, que se actualice periódicamente y que se transmita a los profesionales que en un futuro pueden incorporarse al equipo de trabajo.

2. La comunicación interna se dirigirá a todos los empleados sin excepción, con independencia de su categoría o responsabilidad. La comunicación será bidireccional y transparente con respecto a terceros.

3. Los trabajadores pueden ser los mejores embajadores de la marca, por ello, es un reto convertir a los empleados en embajadores de la imagen. Sus opiniones y recomendaciones tienen una poderosa influencia en LinkedIn y en los portales de empleo.

4. Posicionar la empresa frente a la competencia, utilizar datos para demostrar por qué es un referente dentro de su sector y tomar como ejemplo a miembros del equipo, son algunas de las armas más eficaces en la guerra por la captación de talento.

5. Es recomendable realizar una evaluación continua de la estrategia de Employer branding, detectar lo que no funciona bien, ser receptivo a las críticas y convertirlas en un aliado para mejorar la eficiencia y la calidad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario