imagen ejemplo de la planificación estratégica
Facebooktwitterlinkedinmail
Photo by Daria Nepriakhina on Unsplash

La respuesta es sí. A excepción del mercado publicitario, a la figura del planner y al proceso de planificación estratégica no se le ha dado la debida importancia. A pesar de ello, a la figura del planner y su papel en la planificación debería constituir un avance en la estructura de todas las agencias estratégicas o creativas y consultoras fuera cual fuese su mercado o ámbito de actuación.

 

La actuación del planner es determinante en la definición de la estrategia y el diseño de los contenidos en una acción de comunicación y en el objetivo de obtener resultados que de forma eficiente, conformen el núcleo entre las 4 Cs: cliente (owner), cuenta, creatividad y cliente interno o externo o potencial cliente (cliente, comprador, consumidor, usuario, participante, asistente, prospecto); determinando un trabajo orientado a la investigación y una estudiada estrategia, creatividad y contenido.

 

¿Cómo pueden ayudarnos el planner y la planificación estratégica en el diseño de un evento?

 

Contribuyendo a convertir el evento en una herramienta de comunicación y en un constructor de la marca. El planner se sirve de insights del cliente en toda su extensión que nacen para garantizar un punto de vista cercano a este. La planificación estratégica parte de una investigación en cuanto al contexto, cualitativo o cuantitativo, del cliente y ello nos puede aportar una ventaja diferencial en una sociedad que evolucionan a velocidad de vértigo y en donde marcas y agencias deberíamos evolucionar con ella, desarrollando habilidades y herramientas para adaptarnos y aprender constantemente. Y de hecho la capacidad de investigación que tengamos e interpretación a la que lleguemos determinará:

 

  • La correcta fijación de los objetivos del evento.
  • El punto de partida para el diseño del evento a partir de un planteamiento verdaderamente estratégico.
  • El resultado y el éxito del trabajo planteado

 

¿Cuál es el proceso de trabajo que deberíamos contemplar para aplicar la planificación estratégica en el diseño de un evento? Empezaremos contestando a las siguientes preguntas:

 

  1. ¿Dónde esta la marca corporativa / producto?
  2. ¿Por qué la marca corporativa / producto está en ese punto?
  3. ¿Dónde queremos que esté?
  4. ¿Cómo podríamos conseguir llegar a nuestro objetivo?

 

Proceso en el que son esenciales los datos, pero, sobre todo, la interpretación que realicemos de éstos y la información que obtengamos.

 

La planificación estratégica aplicada al diseño de un evento debe verse como un proceso donde se establezcan las políticas, estrategias, objetivos y acciones derivadas del proceso de investigación y en función de ello diseñar un marco teórico de lo que se quiere alcanzar con el diseño y la realización de este. A partir de aquí deberemos ser capaces de convertir el marco teórico construido en realidad concreta, convirtiéndolo en un instrumento al servicio de los objetivos de la marca y las necesidades o motivaciones de los clientes o potenciales clientes (cliente, comprador, consumidor, usuario, participante, asistente, prospecto).

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario