Facebooktwitterlinkedinmail

El pasado 23 de abril, participamos en la primera edición de #Turistear os dejamos con el vídeo completo por si queréis verlo y a continuación indicamos 6 pasos para que Baleares (o cualquier destino turístico) pueda afrontar de manera más efectiva posible en «La Nueva Normalidad» :

Turistear en Baleares, la grabación completa de la primera entrega.

Publicada por Pidelaluna en Viernes, 24 de abril de 2020

 

Algunas de nuestras conclusiones en esta primera edición de turistear:

Hace tan solo unos días, profesionales del sector MICE, nos preguntaban sobre la salida de las maravillosas Baleares de la crisis y esta es la visión de Joan Carles Domènech:

Sin ninguna duda, hay que decir que, quienes mejor lo tendrán, son aquellos destinos que dependen de un porcentaje importante de turismo nacional. Quienes dependen del turismo internacional, podrían tener mayor dificultad para salir de la crisis; de hecho, algunos informes como CBRE alertan de la fuerte dependencia del turismo internacional de algunos destinos, como Barcelona (entre los urbanos) o Mallorca o Tenerife (entre los vacacionales).

Sin obviar esta realidad, ¿Baleares saldrá de la crisis? Sí, aunque ello pasa por un cambio de estrategia. Baleares como destino tiene mucho por contar; y, el valor de ello, es inmenso. Todos sabemos que habrá una “Nueva Normalidad” y debemos entender esa  “Nueva Normalidad” como una oportunidad en la que empezar a trabajar desde hoy mismo. En la primera edición de Turistear, hemos debatido con diferentes expertos, pero la fórmula (dice Joan Carles) podría resumirse en 6 pasos:

Lo más importante es que el centro de nuestra estrategia pase por poner el foco en el turismo de proximidad. Con esta idea clara, es importante prepáranos para la cita con él. Y para que esta cita salga bien, deberemos aplicar algunos pasos previos:

  1. Poner el acento en la esencia de nuestra marca y recuperar (o redibujar) el propósito, quizás, perdido. Este punto incluye a la marca destino y sus actores y activos ya que estos son generadores de contenido.
  2. Revisar los territorios de construcción de marca en los que construir el nuevo posicionamiento.
  3. Ponernos en la piel de los viajeros y entender las palancas de decisión de ellos; ésto será fundamental para fortalecer el ‘engagement’.
  4. Deberemos involucrar a los actores locales, activos y/o agentes estratégicos, en la definición de la nueva propuesta de valor.
  5. Deberemos centrar nuestros esfuerzos comunicativos en torno a la nueva propuesta de valor; así como a conceptos como la proximidad, la calidad, la experiencia, el servicio y la seguridad.
  6. Deberemos diseñar experiencias que giren entorno a redescubrir los encantos del destino.